Un basurero brasileño despedido por tirar un perro al camión