Brasil blinda militarmente uno de los suburbios más conflictivos de Río de Janeiro