Bruselas presenta un plan de acción para apoyar el sector del metal frente a la crisis y frenar su deslocalización