Brutal represión gubernamental en Deraa y Damasco para aplacar las protestas