El líder de los Caballeros Templarios se niega a declarar en su primera comparecencia ante el juez