El primer ministro de Canadá señala que los musulmanes no están solos