Caos en Manchester al enfrentrarse unos 200 jóvenes con la policía