La Casa Blanca afirma que Bin Laden no estaba armado en el momento de su muerte