La Casa Blanca insiste en su compromiso de cerrar Guantánamo