Centenares de sirios huyen al Líbano por la violencia en su país