Cerca de 12.000 egipcios han vuelto al país desde Libia tras la ejecución de 21 cristianos