Chacón culpa a los medios elegidos por Rabat por ir sin permiso escrito