Lila, la mascota del Charlie Hebdo que sobrevivió a la masacre