Chernóbil registra alta radioactividad en los alimentos 25 años después de la tragedia