Los manifestantes en Hong Kong permiten a los funcionarios regresar a sus trabajos