Cientos de personas intentan boicotear un mitin de la ultraderecha en Pisa