Cientos de venezolanos arriesgan sus vidas para escapar a Colombia