Clara Rojas asegura que fue "una flagrante estupidez" acompañar a Betancourt