Colombia ofrece una gran recompensa al que de información sobre el último atentado