Combates entre las FARC y el Ejército obligan a unas 1.000 personas a desplazarse