El Consejo de Seguridad condena el asalto y pide a Karzai protección a la ONU