Tsipras posa con todo el Consejo Europeo