Llegan a Crimea los observadores internacionales invitados por Rusia