“¡Cuidado con el niño, muerde!”