DSK pisa suelo galo tras 4 meses