Dinamarca, en máxima alerta y a la búsqueda del responsable del ataque al café cultural