Donald Trump comienza a relacionarse con el resto de líderes mundiales