La popularidad de Trump sube, pese a la 'caña' de los medios