Donantes y organizaciones privadas pagaron viajes de Netanyahu y gastos de su familia cuando era ministro