Dublín se tiñe de verde para celebrar San Patricio