A salvo después de que su casa sufriese una explosión de gas