EEUU condena el atentado de Al Shabaab y advierte de que no conseguirá detener el progreso de Somalia