EEUU tirita bajo la bomba ciclónica que asola la costa este del país