ETA responde a la anulación de sus listas con una furgoneta-bomba en Madrid