La violencia sube el número de muertos en los enfrentamientos entre islamistas y militares