Continúa la escalada de violencia en Egipto