El Ejército sirio comienza a evacuar sus edificios ante la posible intervención