El Ejército sirio envía tanques de refuerzo a algunas ciudades para sofocar las protestas