Treinta muertos en los disturbios en un campo de fútbol en Egipto