El 'Chapo' abandonó su escondite para ir al encuentro de la actriz Kate del Castillo