Elecciones en EEUU, una victoria de las mujeres