La derecha francesa concluye sus primeras primarias entre riñas y acusaciones