Encuentran una tumba de vampiros en la localidad polaca de Gliwice