Con 6 años, por fin puede abrir la boca