El fiscal general de EEUU denuncia la gravedad de la filtración a Associated Press