Error informático en la citas para mamografías en Reino Unido pudo provocar más de 200 muertes