Un níño, protagonista del nuevo vídeo de ejecución del Estado Islámico