Los ‘cachorros’ del califato ejecutan a prisioneros talibanes por espionaje