La ONU acusa de crímenes de guerra al Estado Islámico y al régimen de Al Assad