Una masa de aire polar congela Europa y se cobra más de 20 muertos